Arquitectura

02 Abril, 2019

 Consell de Mallorca, UIB, FELIB y colegios profesionales  suscriben la Declaración de Davos por una nueva "cultura del habitar"

La firma de adhesión, organizada a propuesta del Col·legi Oficial d’Arquitectes de les Illes Baleares (COAIB) y del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), ha tenido lugar esta mañana en la sede colegial de Mallorca

El director de Urbanismo del Consell de Mallorca, Joan Morey;  el rector de la Universitat de les Illes Baleares, Llorenç Huguet; la decana del Colegio Oficial de Arquitectos de les Illes Balears, Marta Vall·Llossera, y el presidente de la Demarcación de Mallorca del COAIB, Nacho Salas, han presidido esta mañana la firma de adhesión a la Declaración Davos 2018 que impulsa, bajo la denominación ‘Baukultur’ (cultura del habitar), la defensa y la calidad del espacio construido y la promoción de políticas públicas que así lo fomenten.

En este acto, organizado a propuesta del Col·legi Oficial d’Arquitectes de les Illes Baleares (COAIB) y del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) en la sede colegial en Mallorca, han participado también la secretaria general  de la Federació d'Entidatats Locals de les Illes Balears, Neus Serra; los decanos de los colegios de Abogados; de Ingenieros técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles de Baleares; Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales de Baleares, Martín Aleñar Gloria Penalva y Juan Ribas, respectivamente, además de los presidentes de los colegios de ingenieros técnicos agrícolas de Baleares, Juan Servera, y el de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Mallorca, Daniel Tur.

Marta Vall·Llossera ha afirmado que la Declaración Davos subraya “el valor y el carácter irreemplazables de los paisajes y del patrimonio cultural de Europa, haciendo hincapié, no solo en las ciudades y áreas urbanas, sino también en las áreas periféricas y rurales, y en su interconexión”.

Tal y como se recoge este manifiesto,  se trata de un proyecto decisivo para la defensa del patrimonio cultural y para potenciar el lazo entre las personas, creando “sociedades más cohesionadas”, además de representar un compromiso de las instituciones europeas a establecer políticas encaminadas a mejorar la calidad de vida de las personas.

La decana ha agradecido a todas las instituciones y entidades firmantes su adhesión a la declaración y su positiva respuesta a este compromiso.

“Nos encontramos ante una necesidad urgente de sumar esfuerzos y adaptarnos a nuevos enfoques. Es tarea de todos trabajar para mejorar la calidad de vida de las personas desde el equilibrio, la proporcionalidad y la responsabilidad, cuidando y consolidando una visión amplia del patrimonio que integre aspectos materiales, inmateriales y paisajísticos junto con valores históricos y tradicionales que fomenten y refuercen nuestras identidades”, aseguró.

El Colegio Oficial de Arquitectos de las Illes Balears ha impulsado la adhesión a la Declaración de Davos en esta comunidad: en Menorca se realizará el 10 de abril y en Eivissa tuvo lugar el pasado viernes 29 de marzo, en una firma que recoge la adhesión de instituciones y entidades de cada territorio insular.

Baukultur

 La Declaración de Davos es un proyecto decisivo para la defensa del patrimonio cultural y para potenciar el vínculo entre las personas, creando “sociedades más cohesionadas”. Frente a los cambios socioeconómicos derivados de la Gran Recesión, la cuarta revolución industrial, la urbanización acelerada, las migraciones, la creciente desigualdad y la amenaza creciente que supone el calentamiento global, el manifiesto aboga por una cultura del habitar que, de forma urgente, priorice “un diseño consciente y deliberado para cada actividad de construcción y paisajismo, anteponiendo los valores culturales a los beneficios económicos a corto plazo”.

La Baukultur comprende todas las actividades humanas que modifican el entorno construido: desde los edificios existentes, incluidos los monumentos y otros elementos del patrimonio cultural, así como el diseño y la construcción de edificios modernos, infraestructuras, espacios públicos y paisajes.

El punto de partida de la Declaración de Davos fue la Conferencia de ministros de Cultura celebrada en la ciudad suiza del 20 al 22 de enero de 2018, en vísperas de la reunión anual del Foro Económico Mundial. A día de hoy, el documento ha sido suscrito por la Comisión Europea, el Consejo de Europa, la mayoría de los Gobiernos de la Unión Europea y otras entidades no gubernamentales del ámbito de la cultura, la arquitectura y el patrimonio, como son Unesco, Europa Nostra, el Centro Internacional de Estudios para la Conservación y la Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM) y el Consejo de Arquitectos de Europa.

 

Compartir