Náutica

13 Julio, 2021

María Pascual y Marta Puigserver, las nuevas perlas de la cantera balear

Las representantes del Club Marítimo San Antonio de la Playa se han estrenado en el Campeonato del Mundo de 420 con la medalla de plata sub17

La cantera balear de vela es un filón. La última gran aparición ha sido la de María Pascual y Marta Puigserver, regatistas del Club Marítimo San Antonio de la Playa (CMSAP). Las mallorquinas consiguieron la semana pasada la medalla de plata en categoría Sub 17 en el Campeonato del Mundo de 420.

Las dos jóvenes deportistas demostraron estar estar a un altísimo nivel a lo largo de la competición disputada en Sanremo (Italia). Antes de empezar el campeonato, su entrenador, Pedro Ameneiro, les preguntó sobre sus expectativas. “Me dijeron que intentarían subir al podio sub17 y estar en el Top15 de la general global, por lo que el objetivos se han cumplido”, señala.

María, patrona de la embarcación, asegura que no esperaban que las cosas fueran tan rodadas en el que ha sido su estreno en una competición internacional. “La verdad es que nos sorprendimos un poco al estar delante desde el inicio de la regata, pero cada día nos íbamos poniendo el listón un poco más alto para ir mejorando. Estamos muy contentas con el resultado”, afirma.

La regatista explica que a lo largo de la semana del Campeonato del Mundo las pruebas se disputaron bajo todo tipo de condiciones de viento. “Los últimos días subió bastante la intensidad y tuvimos que lidiar con ello”, apunta María, que junto a Marta es una de las deportistas más jóvenes de toda la flota concentrada en Sanremo.

Antes de llegar al 420, ambas regatistas ya se conocían de navegar en la clase Optimist en el CMSAP. La patrona declara que está “muy contenta y agradecida de navegar con Marta, es prácticamente como una hermana para mí”.

Esa buena relación es parte de su éxito, pues Marta, que destaca que la participación en el Mundial le ha permitido disfrutar de la experiencia de conocer a deportistas de otros países y ver cómo navegan remarca que “no podría tener mejor compañera”.

A su regreso a Mallorca, las regatistas tuvieron un gran recibimiento por parte de sus compañeros. “En nuestro club se han alegrado mucho por nuestro éxito. Hay que darles las gracias por su trabajo y por el apoyo que nos ha dado”, afirma María Pascual.    

Pedro Ameneiro señala que las jóvenes “han ido progresando, pero la verdad es que navegan muy bien para el poco tiempo que llevan en el barco”.

El entrenador de 420 está muy satisfecho con los resultados de sus pupilas esta temporada pues “hicieron una muy buena Copa de España, se consiguieron meter en el equipo nacional y ahora han logrado una medalla en el Campeonato del Mundo”.

El preparador explica que el punto más fuerte de las regatistas del club de Can Pastilla es la velocidad: “Son capaces de ir rápido con todo tipo de condiciones de viento”. En las facetas con margen de mejora destaca “el trabajar más las salidas y la falta experiencia, algo que es normal porque son muy jóvenes”.

Para progresar, las regatistas entrenan cuatro veces a la semana: miércoles, viernes, sábados y domingos. “Dentro del agua hacemos salidas, maniobras y conducción, mientras que fuera preparamos la forma física con entrenamientos de cardio y fuerza”, indica Marta Puigserver.

Competir en vela al máximo nivel requiere muchas horas de dedicación. “Ahora empiezan el bachillerato y sacan muy buenas notas. Estoy muy orgulloso porque demuestran que se puede compaginar deportes y estudios”, dice Ameneiro.

Tras conseguir su medalla, María y Marta se han tomado unos días de descanso para retomar fuerzas, pero su entrenador adelanta que el próximo reto será el Campeonato de Europa que se disputará a final de este mes de julio en Italia. “Esperemos que puedan repetir un gran resultado”, sentencia su entrenador.

Compartir