04 Marzo, 2021

El Real Club Náutico de Palma albergará el Rolex TP52 World Championship de 2021

La regata que cerrará el circuito de las 52 SUPER SERIES, la más importante de la temporada, se disputará del 1 al 6 de noviembre. Será la segunda vez que el RCNP acoja un mundial de TP52 tras el de 2009.
Jorge Forteza, Agustín Zulueta y Emerico Fuster, hoy en el RCN Palma.

Agustín Zulueta, CEO de las 52 SUPER SERIES, y Emerico Fuster, presidente del Real Club Náutico de Palma, han rubricado hoy el acuerdo por el que la entidad mallorquina acogerá entre el 1 el 6 de noviembre el Rolex TP52 World Championship, la competición reina del circuito internacional de vela de crucero. Será la segunda vez que el RCNP sea sede de un mundial de esta clase (ya lo fue en 2009) y la primera desde que se creó el circuito 52 SUPER SERIES.

La colaboración entre ambas organizaciones se ha formalizado en un acto celebrado este mediodía en el RCNP al que, además de Agustín Zulueta y Emerico Fuster, ha asistido el comodoro del club, Jorge Forteza. Los tres han coincidido en destacar la gran relevancia deportiva y social del evento, así como su contribución positiva a la ciudad de Palma tras un largo periodo en el que la actividad se ha visto prácticamente paralizada debido a las restricciones de la pandemia de Covid-19.

Zulueta ha explicado que las 52 SUPER SERIES han reacondicionado su calendario para tener un “circuito estable” que culmine con su regata más importante al final del año. “El Real Club Náutico de Palma es uno de los mejores lugares para organizar un mundial y nos sentimos orgullosos de poder disputarlo aquí”, ha señalado el CEO de las 52 SUPER SERIES, quien ha recalcado la “enorme motivación” de la flota: “Hay unas ganas de navegar tremendas, nos han contactado desde diversas partes del mundo, pero cabe tener en cuenta las restricciones de este momento y que el 33% de los tripulantes que toman parte en el circuito proceden de Asia y Oceania, y tienen que poder viajar sin cuarentenas”. Con todo, confía en que el Rolex TP52 World Championship será el acontecimiento que nadie quiera perderse, al tratarse del “más importante de la temporada”.

Emerico Fuster, por su parte, ha mostrado su satisfacción por el regreso de la flota de TP52 en un año en el que es muy importante retomar la actividad deportiva: “Nosotros también hemos reubicado algunas regatas, como PalmaVela, y estamos muy ilusionados con ir volviendo poco a poco a la normalidad sin descuidar la seguridad sanitaria”. El presidente y el comodoro del RCNP han resaltado la relevancia del mundial no sólo para el club, sino para la ciudad de Palma. “Sabemos lo que significan las 52 SUPER SERIES para las ciudades donde recala y nos sentimos orgullosos de haber propiciado que este mundial vuelva a nuestro club y a Palma después de 12 años”.

52 SUPER SERIES está considerado como el mejor circuito de regatas del mundo para barcos monocascos. La competición internacional nació en 2012 de las cenizas de la antigua MedCup. Los armadores (propietarios de barcos) montaron este circuito que ahora goza de una enorme salud con una docena de proyectos involucrados y que cada año recorre cinco o seis de los mejores lugares del mundo para regatear. España es el país preferido por la regata, ya que en sus aguas se han disputado más del 40% de las pruebas celebradas hasta la fecha en los nueve años de competición.

Las 52 SUPER SERIES y el Real Club Náutico de Palma tienen una relación que viene desde los albores de la competición. La regata ha tenido pruebas en Mallorca en cuatro ocasiones, desde 2012 a 2015, y casi anualmente los barcos de la clase compiten en pretemporada en la PalmaVela.

En 2021 la regata se centrará totalmente en España. El plan de la organización es que se celebren tres regatas previas a la que será la cita más importante: el Mundial Rolex TP52. Las regatas tendrán como sede Valencia, Puerto Portals, Menorca y Palma.

El norteamericano Doug DeVos (Quantum Racing), la familia argentina Roemmers (Azzurra) y el sueco Niklas Zennström (Rán Racing) fueron los precursores de una competición que mueve en cada una de sus regatas a unas cuatrocientas personas y que tiene un impacto en el lugar en el que compite de unos dos millones de euros. Toda esta estructura está dirigida por Agustín Zulueta, quien fuera también el máximo responsable proyecto español en la America’s Cup de 2007.

Compartir