Sociedad

02 Octubre, 2020

“Somos un destino seguro que apuesta por la calidad”

El consejero ejecutivo de Turismo del Consell de Mallorca, Andreu Serra, afirma en una charla organizada por ESERP Bussines & Law School y Essentially Mallorca en Port Adriano que el producto Premium forma parte de la estrategia promocional del destino.

“Somos un destino turístico seguro que apuesta por la calidad”, ha asegurado hoy Andreu Serra, consejero ejecutivo de Turismo del Consell de Mallorca, el en transcurso de la charla “Calidad turística, una alternativa necesaria”, celebrada este mediodía en Port Adriano bajo la organización de ESERP Bussines & Law School y Essentially Mallorca, y que ha sido retransmitida en directo en streaming en el canal de Youtube y el perfil de Facebook de ESERP.

El debate ha contado con la participación de Mar Suau, miembro del Consejo de Administración de Relais & Chàteaux y ponente del Master MBA de ESERP; Bernat Llobera, director del Área de Golf del Arabella Golf Mallorca, y de Jesús Cuartero, CEO de Vanity Welcome. María Renart, manager de Essentially Mallorca y también ponente del Master de ESERP, ha ejercido de moderadora.

Serra ha señalado que, si bien la pandemia de Covid-19 ha trastocado el sector turístico, las autoridades locales vienen sentando desde hace años las bases de un modelo “basado en la calidad, la seguridad, la excelencia y la sostenibilidad” a través de un plan estratégico donde el producto Premium ocupa una posición preferente.

INTELIGENCIA TURÍSTICA

A juicio del consejero de Turismo del Consell de Mallorca, las Islas Baleares han demostrado ser un lugar seguro. “Lo prueba el hecho de que hemos tenido muy pocos turistas contagiados y que muchos de ellos nos han transmitido su sensación de sentirme más seguros aquí que en sus países”, ha añadido Andreu Serra, quien dice estar convencido de que la seguridad sanitaria será un aspecto fundamental de cualquier destino turístico: “Hay cosas que han venido para quedarse. Hemos de ser pioneros en ofrecer garantías sanItarias y en desarrollar la inteligencia turística”.

En cuanto a la definición de Premium, Serra ha asegurado que es aquel producto que ofrece algo “único” y que, por descontado, va ligado siempre a un servicio de gran calidad.

FLEXIBILIDAD

Mar Suau, por su parte, ha destacado la capacidad de adaptación de la industria turística balear a una situación inimaginable hace sólo un año. “Hemos tomado las medidas sanitarias y al mismo tiempo hemos dado respuesta a los cuestiones que han ido surgiendo a diario, que van desde tener que anular una estancia porque el viajero no ha podido salir de su país hasta tener que alojar a alguien que finalmente sí ha podido hacerlo pero ya no lo esperabas”. Serra ha comparado la adecuación de las empresas al escenario de la pandemia con “aprender a sonreír con los ojos” por el uso de mascarilla.

La ponente del Máster MBA de ESERP también ha recalcado la importancia de una formación “constante”, que además han de ser “específica y especializada”. “La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización de las empresas y, sobre todo, nos ha enseñado que debemos ser más flexibles. Hay que dejar de penalizar, entre otras razones porque los volúmenes de trabajo ya no son los mismos. De esta crisis hay que saber sacar lo positivo”, ha opiniado Mar Suau.

Su idea del producto Premium coincide con la del conseller: “No me gusta la palabra lujo. La  calidad se le puede ofrecer a cualquier segmento del mercado. Lo importante es que el cliente quede satisfecho, incluso por encima de sus propias expectativas”.

NUEVO CONCEPTO DEL LUJO

Jesús Cuartero considera que, a pesar del innegable impacto de la pandemia, Baleares ha demostrado ser un destino no sólo seguro, sino también anhelado. “Ha habido turistas que han querido venir, pero que no lo han hecho porque en sus países no les han dejado. Y se han dado casos de personas que han pasado sus vacaciones en Mallorca a pesar de tener que hacer una cuarentena al regresar a sus casas”, ha afirmado el CEO de Vanity  Welcome, para quien hay que dejar de entender el lujo como algo “histriónico y de color dorado”.

“El lujo aplicado al turismo –ha explicado– tiene que ver con la calidad y la calidez del servicio. Se trata de ofrecer algo único y que sea recordado, una experiencia que pase a formar parte de la memoria. Mallorca y Baleares ofrecen una gran cantidad de productos que pueden generar esa sensación: gastronomía, discreción, golf, náutica…”.

Cuartero piensa, asimismo, que esta oferta debería servir para ampliar la promoción a mercados que sin ser nuevos están lejos del británico o el alemán, como el francés o los de los países nórdicos.  El conseller Serra ha convenido en este punto que Francia es un mercado “que tiene mucho recorrido” dentro del segmento Premium y por el que merece la pena apostar.

MÁS RIQUEZA, MENOS IMPACTO

Bernat Llobera, por su parte, ha coincidido con Cuartero y el resto de ponentes en que los clientes de esta temporada han apreciado la aplicación de los protocolos sanitarios, lo que les ha hecho sentirse “seguros” en Mallorca. “Hay que ser optimistas y confiar en que pronto haya más conexiones con la isla y en que algunas medidas, como los test en origen, faciliten la llegada de turistas. Creo que en general el sector ha hecho los deberes y hemos sabido aprovechar lo bueno dentro de lo malo para mejorar aspectos como la digitalización”, ha dicho director del Area de Golf del Arabella Golf Mallorca, quien, no obstante, ha reclamado una mayor promoción de este deporte en el mercado internacional. “Es algo que estamos trabajando desde la asociación de campos de golf. Muchos clientes se quedan sorprendidos por cantidad de campos que hay en Mallorca y por la calidad de las instalaciones, porque no  conocían la gran oferta que tenemos de este producto”.

Llobera tiene claro que la apuesta turística balear ha de estar orientada al segmento del Premium por varias razones en las que coinciden todos los ponentes: “Es menos masivo, consume menos recursos, es más sostenible y genera más riqueza”.

Con todo, los participantes en el debate de ESERP han concluido que el turismo Premium y el tradicional deben convivir, teniendo ambos como objetivo principal “la calidad y la excelencia”.

Compartir